domingo, 15 de marzo de 2015

CREER, SABER, CONOCER Y LA ARQUITECTURA.



Al hablar de mi carrera y de la relación que tiene ésta con el conocimiento y el saber, creo que es necesario, antes que nada, ver la Arquitectura como una carrera tanto práctica como teórica.
Pienso que al momento de diseñar un espacio se trabaja un poco más con la teoría y es de cierta manera en trabajo más personal; más interior. Por otro lado al momento de la construcción la cosa se vuelve totalmente práctica. Los sistemas constructivos se basan en el contexto, el presupuesto, los sistemas estructurales, etc. Están determinados por factores muy concretos.

En la parte práctica supongo que será más fácil hablar de lo que se sabe y es verdadero. Muchas veces tan fácil como poner números sobre la mesa, ya sea dinero, cargas estructurales, grados centígrados, niveles en el piso o cualquier dato medible, ese tipo de datos son difíciles de refutar, se ha llegado a ellos tras prueba y error, y se ha comprobado que por X o Y son los más adecuados, que (en teoría) nos aseguran que el edificio no se va a caer, que va a durar x años o que va a ser "fresco".

Por otro lado la parte del diseño es ligeramente más complicada. Se habla también de "creencias conocidas" como cita el autor Luis Villoro en su Lectura "Creer, saber, conocer"; por dónde debe entrar la luz, hacia donde se debe orientar la casa o cual es la mejor ubicación de la cocina. Eso es una parte inherente cuando se habla de diseño, son cosas que generalmente ya se saben, y así deben de ser. Pero lo que finalmente determinará el diseño es el contexto del lugar,  las necesidades del cliente y el criterio del arquitecto. Ahí el saber será más ambiguo, cambia de cabeza en cabeza, depende del estilo de vida, de las necesidades de las personas, muy difícilmente serán iguales de una persona a otra. 

2 comentarios:

  1. Hola Mariana, me pareció muy interesante tu entrada. No comprendo muchos de los términos, pero leer un poco tu visión desde la arquitectura me pareció algo totalmente nuevo. No sé mucho de arquitectura, y no sé si esta pregunta tenga que ver. Pero es algo que se relaciona con una clase que ando tomando que se llama: Pobreza Marginación y Desarrollo. Mi pregunta es: ¿Cuáles son las dimenciones (verdaderas) adecuadas para que una casa se considere digna? ¿Qué te parecen estos proyectos donde surgen muchos cotos a las afueras de las ciudades y casi casi desplazan a las personas del centro para que vivan en ciudad habitacionales con casas INFONABIT?

    ResponderEliminar
  2. Hola Emilio, no sé ni por donde empezar, desde mi punto de vista, tanto las casas de INFONAVIT como los cotos son un verdadero cáncer para las ciudades. De las casas no hay mucho que decir, no sé exactamente que medidas deberá tener una casa "digna", pienso que va un poco en función del numero de personas que la habitan, el lugar y diferentes factores, pero está lejísimos de tener tres recamaras, sala comedor y cocina en 40m2, es una verdadera mentada de madre, dónde meten todo eso? Eso no se acerca a la dignidad pero ni por suerte.
    Por otro lado los cotos que son cada vez más comunes nos aislan de la realidad de las ciudades, nos da igual vivir en una porquería de ciudad, por que mientras se viva a gusto en el coto, por qué ha de preocuparme la ciudad.
    Creo que es una realidad que debe cambiar, incluso está en proceso de aprobación un cambio al código urbano de Jalisco (El documento que se encarga de regular áreas de terreno, áreas verdes, tamaño de casas, etc ) para que el frente sea menor, creo que está como en 4 metros ahorita. te imaginas de que tamaño quedarán las casas si lo siguen haciendo menor?

    ResponderEliminar